Instalación de un árbol de hierro cubierto de grafitis.

Sobre las ramas de la ménsulas sobre las que expongo diferentes materiales agresivos con la naturaleza.

En el tronco del árbol hay una mirilla equipada con una lente que permite mirar hacia adentro y contemplar una diapositiva retroiluminada en la que se puede ver la radiografía de un cráneo humano que muestra un paisaje en su interior.

Al pie del árbol, un pequeño taburete para permitir que los niños se acerquen a la mirilla.

El montaje se ha adaptado al espacio expositivo del C.O.A.M. durante la exposición anual de «JUST MADRID 2015″

[slickr-flickr search=»sets» set=»72157650885592746″ size=»large» thumbnail_scale=»200″]

Dejar un comentario