ojo por ojo , 2011 - Oscar Vautherin

instalaciones

“ojo por ojo” 2011

La instalación se compone de unos papeles pintados que cubren las paredes, estampados con imágenes de premios y trofeos, en el centro de la pieza hay un pupitre escolar sobre el que está escrito “yo soy” la cera de color con que ha sido escrito, no es sino un casquillo de fusil militar, sobre el suelo una montaña de casquillos de bala, simulan
ser “inocentes” medios de dibujo o escritura.
El niño que ocupaba el asiento, ha dejado todo para sumarse al combate, ahora armado hasta los dientes, se pelea por ser “el mejor”,”el más listo”, “el más fuerte”, “el más guapo”, “el más hábil”, “el superviviente…”

La pieza propone una reflexión sobre un mundo construido desde la dualidad del bien y del mal, del absurdo de perpetuar el juicio y alimentar la exclusión y el disfraz del Ego.
La manipulación apologista de la superioridad, la encarnizada búsqueda de predominar y sobrevivir a uno mismo, perpetuarse en el mundo aferrándose a los criterios de certidumbre ficticia y artificiosa.



www.saatchionline.com/ovautherin