poblados de arte, 2003 - Oscar Vautherin

proyectos

Proyecto, propone desarrollar una obra en el seno de las distintas comunidades gitanas alojadas en barriadas de la periferia de Madrid.

La propuesta exige la convivencia del artista en el núcleo habitacional gitano, por período aproximado de un mes y en condiciones de alojo y manutención similares a las del entorno. Esta necesidad responde a la búsqueda de una aproximación a los hábitos y costumbres gitanas, facilitando de algún modo el intercambio y buscando la participación e intervención de la población en el desarrollo de la obra, para lo cual he llegado a la conclusión de que el espacio de alojamiento debe ser alquilado ( una chabola) y el sustento, pagado a una familia.

La selección de los artistas para el proyecto , atendiendo a su trayectoria profesional responde al carácter participativo de su obra. Los intereses de los implicados, no reflejan ánimo de lucro sino la búsqueda del aprendizaje e intercambio cultural, suscitado por las diferencias sociales entre ambos grupos.

El planteamiento del proyecto descarta de entrada aquellos poblados cuya única actividad de subsistencia sea la venta de estupefacientes. Conocidos como “supermercados de la droga” ofrecen un aspecto demasiado distorsionado y desarraigado de las tradiciones gitanas.

Los poblados visitados y que aceptan nuestra intervención son: Pitis, Las Liebres, Villaverde, Pozo del Huevo y Mimbreras.

La información sobre dichos poblados consta en la memoria publicada y cedida al proyecto por el I.R.I.S.( instituto de realojamiento e integración social, Madrid).

Por otra parte , el proyecto ha sido acogido con gran expectación tanto por el I.R.I.S. cómo por la Federación de Asociaciones Gitanas CALI, que ofrecen su respaldo incondicional al desarrollo de la idea y han permitido el acceso a las distintas entrevistas mantenidas con los vecinos.

Superado el primer paso de propuesta y aprobación del proyecto por parte de las figuras más representativas de los poblados propuestos, solo resta pasar por un período de adaptación y aceptación de la actividad artística en el poblado, que no puede darse sin la presencia y trabajo del artista. De ahí que las ya iniciadas visitas a los distintos asentamientos se conviertan en el seguro éxito del proyecto y garantía de la identificación del individuo ” artista” con su trabajo. Pese a que la intrusión de un elemento extraño “el payo artista”  en el seno del poblado , despierta a priori inquietudes, miedo y desconfianza por parte de los vecinos.

Dado el grado de compromiso que adquiere el proyecto con el entorno en el cual se desarrolla, cerecería de sentido desvincular este de los poblados para su exposición. De este modo , el espacio expositivo, será empleado para instalar unos monitores que mantengan una conexión via internet con los distintos poblados, desde los cuales se transmitiran imágenes desde webcam para renovar así la información obtenida en el transcurso del trabajo. A tal efecto he habilitado el espacio en la red ” poblados de arte. com” desde el cual se tendrá acceso a cada una de las cámaras instaladas en los poblados.

La instalación de dichas cámaras , no se efectuará antes de la tercera semana de  permanencia en los poblados, ya que no se trata de establecer una vigilancia ni de los vecinos , ni de la actividad del artista, sino de invitar a través de las imágenes enviadas, al desplazamiento de todos aquellos que participan de la exposición. Del mismo modo se contempla la posibilidad de desplazar a cuantos vecinos lo deseén al espacio expositivo.

notas:

Las multiples visitas a los distintos asentamientos gitanos y la confianza depositada en la figura de D. Lisardo Hernández Barraul, director de la Federación de asociaciones gitanas y gitano de respeto, me han permitido acercarme a los poblados, respetando y siguiendo sus costumbres. Lo cual ha beneficiado considerablemente la imágen del proyecto evitando una presencia ” impuesta ” en los poblados.

En atención a mi solicitud de ayuda para introducirme en los poblados chabolístas de la periferia madr¡leña, para la evaluación del proyecto, el I.R.I.S. mantiene una entrevista conmigo a través de su director D.Florencio Martín Tejedor y el jefe del area social D. Juan de la Torre Vidal, en la cual expresan su entusiasmo para con el proyecto y ponen a mi disposición la colaboración y asesoramiento de cada uno de los trabajadores sociales que tienen una presencia diaria en los poblados.

Declarada mi intención de asentarme en el poblado, con el paso de los días he sido invitado en varias ocasiones para establecer allí mi residencia.

Durante el desarrollo del proyecto, hice moldes de los brazos de los vecinos del poblado, con el fin de obtener réplicas de escayola que debían ser pintadas por cada uno de ellos y posteriormente expuestas en el borde de la carretera (frontera entre dos mundos).