stop sintecho, 2014

Uno de los graves inconvenientes de no disponer de techo, es el de tener que acarrear todo el día un volumen de equipaje lo suficientemente engorroso cómo para limitar la movilidad de cualquier individuo.

Si a este hecho sumamos que la apariencia descuidada de bolsas, maletas, cajas.. expuestas a un inevitable desgaste, provocan un rechazo inmediato en el común de la población así como la estigmatización de quién acarrea dichos bultos, lo cual imposibilita su acceso a edificios públicos y sin duda limitando las posibilidades de acceder a ninguna competencia del mercado laboral .

Este proyecto nace de la necesidad de guardar temporalmente los enseres personales de los sintecho en nuestras ciudades, propone resolver la accesibilidad a un servicio de taquillas inexistentes hasta el momento para este cometido a través de un nuevo mobiliario urbano.

Dado que el aparcamiento de motocicletas no está sujeto al pago de cuotas ni permisos, el mueble adopta los mismos criterios dimensionales que uno de estos vehículos y se puede desplazar sobre ruedas. Permitiendo posarlo sobre cualquier acera.

El objeto en cuestión estará dotado de un bloqueo de su movilidad y las oportunas cerraduras para garantizar su privacidad y resguardo de las pertenencias contenidas.

Parte del proyecto reposa en los criterios de asignación de dichos elementos  y de los permisos que otorgue el ayuntamiento competente.

conviene señalar que estas taquillas móviles serán de uso unipersonal, responsabilizando al usuario de su correcto mantenimiento.

Resumiendo, no solo responde a una necesidad humanitaria, sino de pulcritud y decoro urbano.